No hay otro tipo de sistema con tantas variables poco conocidas. Comencemos por la selección del tipo el tipo de concentrado o espumógeno. Hay cualquier variedad productos en el mercado (de base proteínica o de base sintéticas), decenas de ensayos de aprobación (UL, FM, EN, IMO, ICAO, LastFIRE por nombrar algunas). Una selección correcta no solo depende del liquido a extinguir sino del método de aplicación, la tasa de aplicación, la duración de la aplicación por nombrar algunos.

Luego tenemos que seleccionar el método de proporcionamiento entre la gran variedad de equipos que ofrecen los fabricantes. ¿Cuál es el más adecuado para la ampliación específica que tenemos en mente? ¿Qué factores como la viscosidad del concentrado debemos tener en cuenta? ¿Cuál es su mantenimiento? ¿Cómo se realizan las pruebas anuales de desempeño? ¿son ambientalmente amigables?

Finalmente ¿cómo vamos descargar la espuma sobre el líquido encendido? En forma suave con un mínimo de turbulencia sobre el líquido, o de forma directa causando la sumersión de la espuma dentro del líquido (aplicación con monitores) la selección dependerá de muchos factores como el tamaño de la superficie de líquido a proteger, se encuentra confinado en un tanque, o se trata de un derrame no confinado, es un área de proceso o un almacén de líquido inflamable en envases como tambores o IBCs.

×

¡Hola!

Haz click en alguno de nuestros agentes para iniciar el chat en WhatsApp o envíanos un email a info@lozanoasociados.net

×